Babar: en las fronteras de la civilización

Publicado el 1 de mayo, 2013 | Ilustración | Por Luis Barrueto
Babar y Su Familia

Historia de Babar Las historias de Babar, fueron iniciadas por Jean de Brunhoff y luego desarrolladas por su hijo Laurent. Han sido popularmente analizadas como una apología del colonialismo francés, pero hay mucho más que decir sobre las ideas que dieron vida al paquidermo más famoso del mundo. Lo hacemos en esta entrega de la serie de política en los cómics.

La historia de Babar

En el primer libro realizado por Jean de Brunhoff, la Historia de Babar, se marca el camino del entonces pequeño elefante. La madre de Babar muere a manos de un cazador, lo que lo obliga a dejar la selva y hacer su camino en una ciudad no identificada explícitamente como París. Se hace amigo de una anciana que le compra ropa, contrata un tutor y se encarga de su educación. Al tiempo, sus primos Arthur y Celeste (con quien luego se casaría) lo encuentran y le ayudan a regresar a la selva, donde su educación lo convierte en la mejor opción para suceder al recién difunto rey.

Ya la muerte de la madre en la primera escena es sujeto de bastante discusión. Maurice Sendak dice (en la introducción a esta colección) que no se ha explorado suficiente el acto violento que dispara la historia de Babar y Nicholas Fox Weber ha dicho que la aparente indiferencia de Babar al hecho es un producto de su búsqueda constante de seguir viviendo y buscando belleza sin importar cuán trágico ha sido el pasado.

Historia-de-Babar - Asesinato-de-la-madre

Independientemente de la interpretación de ese primer hecho, el paso a la ciudad de Babar marca el tono de la serie completa, la oposición entre la ciudad y la jungla.

Colonialismo, primitivismo y otros -ismos en Babar

Francia en los años 30 estaba en una transición de su modelo antiguo de imperialismo – uno que insistia en su misión civilizadora de reunir a varias razas bajo la mancomunidad francesa – y un modelo nuevo de trabajo recompensado y donde las colonias harían su propio destino. Así que la teoría de que Babar era una simple apología del colonialismo ignora un poco la circunstancia histórica en que fue creado el elefante. Esta teoría, por cierto, es del libro The Emperor’s Old Clothes de Ariel Dorfman.

Pero Adam Gopnik, escritor y periodista, nos ayuda a quitar esta visión de enfrente con un poco de ironía. No hay que leerlo literal, y Babar se convierte en lo que es ante los ojos de un niño, una broma. Así como es absurdo que animales de la savana africana suban a elevadores y vistan trajes ostentosos, lo mismo es absurdo el papel social que están cumpliendo.

El Rey Babar

La monarquía y el concepto de burgués que se mezcla con el de colonialista (francés o no) tienen todos algo de absurdo como papeles que los seres humanos han desempeñado en su historia. Por ejemplo, en El Rey Babar, los elefantes van a la guerra con los rinocerontes, recordándonos no que los rinocerontes son malvados sino que la guerra entre naciones es tan mala como se ve en las ilustraciones de Brunhoff.

Una fábula elaborada

Cuando los franceses se refieren a su país no lo hacen de forma ligera. La France es un ideal, más difuso para muchos pero menos para algunos sociólogos como Comte y Charles de Gaulle. Adam Gopnik resalta que la sociedad “afrancesada” del reino de Babar carece de banqueros e intermediarios comerciales, hay un corporativismo que en alguna medida hace válida la argumentación de Dorfman, si no en su conclusión al menos en su diagnóstico.

Pero más que limitarnos a entender el contexto social, hay que tomar cada una de las historias por sí misma. Quizá la moraleja no es tan fácil sino que como buena fábula infantil, oculta lecciones distintas para quienes las leen en distintos momentos. Eso sí, estamos expuestos a varios temas interesantes en toda la obra.

Babar se ve en el reto de criar una familia, burguesa o no. También dirige una sociedad que busca coexistir en la frontera entre la civilización y la selva, que puede ser tanto una analogía de la civilización de Occidente versus el noble salvaje como puede ser el antagonismo entre la planificación central de una sociedad clásica versus el aparente desorden de las instituciones informales (que tiene todo país y cultura).

Pero los elefantes no sólo intentan sobrevivir en un orden político incierto. Sobre todo los hijos de Babar buscan aprender a ser felices, a tener valentía, paciencia, a aprender y lo hacen a través de las historias como la que la esposa de Brunhoff originalmente contó a sus hijos. De ella surgió una saga que aún nos da de qué hablar porque como dice Nadine Gordimer, la forma de conocernos más efectiva es a través del arte.

banner-politicacomics-babar

  • Si te gustó este artículo te recomendamos las 5 historias clásicas de Babar por Jean de Brunhoff
  • También puedes ver la maqueta que hizo el autor de su Historie de Babar en The Morgan Museum & Library
  • Compáralas con las más de 40 historias hechas por su hijo Laurent
  • Y la serie de televisión que lo hizo famoso a nivel mundial

Acerca del autor

Cazador de historias y curiosidades. Me pongo los sombreros de curador de Wondrus, periodista, TEDster y bibliotecario según sea necesario.

Un comentario a Babar: en las fronteras de la civilización

  1. oriana says:

    me gusta ese libro, pero creo q deberian incluir la historia del libro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>