Benjamin Button: el curioso caso que pone nuestras ideas de cabeza

Publicado el 18 de febrero, 2013 | Literatura | Por Luis Barrueto
Benjamin-Button

El curioso caso de Benjamin Button es un cuento corto de F. Scott Fitzgerald, que luego se convirtió en una película adaptada al cine por David Fincher (¡el responsable de The Fight Club!). Es la historia de Benjamin, que nace con la apariencia de un anciano de 70 años y habilidad de hablar y que a medida que pasa el tiempo, se hace evidente que “envejece al revés”, haciéndose cada vez más joven.

Más allá de los consejos de belleza que nos pueda dar Benjamin Button, hay un par de consejos para vivir que quizá sin querer se quedan con nosotros después de conocer a este señor muy particular. Según dice Fitzgerald en el prólogo de su libro, la historia se inspiró en un comentario de Mark Twain que decía que la mejor parte de la vida viene al inicio y lo peor al final. ¿Será cierto?

En una conversación con su madre, Benjamin Button ensaya esta idea y nos deja con la pregunta en el aire:

Benjamin: ¿Mama? ¿Mama? Algunos días, me siento distinto que el día anterior.
Queenie: Todo el mundo se siente distinto de sí mismo de una u otra manera, pero todos vamos al mismo lugar.

Pero también nos pone un par de lentes encima para que veamos más allá de a lo que estamos acostumbrados en nuestro proceso de hacernos cada vez más adultos, a veces confundiendo la “adultez” con lo que se parece a ella que son todos los otros adultos que hay en el mundo:

Daisy: ¿Cómo es hacerse cada vez más jóven?
Benjamin: No puedo decirlo realmente. Siempre estoy viendo más allá de mis propios ojos.

Y creo que el mejor consejo que ofrece Benjamin en su recorrido es que no importa en qué dirección cronológica se dirija, esto no deja de ser cierto:

Por lo que vale: nunca es demasiado tarde o, en mi caso, demasiado temprano para ser quien quieras ser. No hay límite de tiempo, deténte cuando quieras. Puedes cambiar o quedarte igual, no hay reglas para esto. Podemos hacer lo mejor o lo peor de ello. Pero espero que hagas lo mejor de ello. Y espero que veas cosas que te hagan sobrecogerte. Que sientas cosas que nunca has sentido. Que conozcas personas con un punto de vista distinto. Que vivas una vida de la que te enorgullezcas. Y si te das cuenta que no lo estás haciendo, que tengas la fuerza de empezar de nuevo.

El cuento de Fitzgerald está recopilado en el volumen Tales of the Jazz Age en el idioma original. También hay versión en español.

Acerca del autor

Cazador de historias y curiosidades. Me pongo los sombreros de curador de Wondrus, periodista, TEDster y bibliotecario según sea necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>